La bitcoin de Venado Tuerto se transforma en una app para ciudades medianas y funciona en 14 localidades

Incluso proyectan desembarcar en México a comienzos del año próximo. De una prueba piloto de moneda virtual a una app all in one basada en una experiencia de Asia para ciudades pequeñas y medianas

     Comentarios
     Comentarios

Un grupo de desarrolladores venadenses creó Apperto, una app para ciudades pequeñas y medianas con diferentes funcionalides para la "inclusión digital". Comenzaron en el 2018 con una prueba piloto de criptomoneda (la appercoin) en Venado Tuerto, luego fueron modificando el modelo de negocios hasta crear una app “all in one” para ciudades de hasta 500.000 habitantes. Ahora llegaron a 14 ciudades de la región e incluso piensan desembarcar en México a principios del próximo año.

Los emprendedores venadendes Ángelo Antonelli, Martín Huergo, Matías Tini y Tomás Sadous, comenzaron con el desarrollo de una agencia de desarrollo de aplicaciones para móvil. Allí conocieron experiencias de apps en Asia, donde funcionan aplicaciones “all in one” (todo en uno) y cubren una amplia gama de productos y servicios. Al mismo tiempo, analizaban la situación de ciudades chicas como Venado Tuerto que, si bien tenían una buena red de conectividad, no contaban con ningún tipo de servicio de inclusión financiera digital.

“Cerca del 50% de la gente en Latinoamérica vive en ciudades de menos de 500.000 habitantes y a ese público le apuntamos”, explicó Ángelo Antonelli, CEO de Apperto.

Comenzaron con el proyecto a partir de la criptomoneda ApperCoin para Venado Tuerto, desarrollada con tecnología blockchain. Luego cambió su nombre a Apperto, una app con diferentes verticales que, entre otras funciones, cuenta con una billetera digital que opera en pesos. Asimismo, tiene el chat para comunicarse entre usuarios o con comercios de la comunidad: se puede enviar dinero o solicitudes de pago y “agilizar el traslado de dinero sin manejo de efectivo”.

Además, en cada una de las ciudades cuentan con una red de comercios en los cuales se puede hacer pago digital. Y sumaron el beneficio de recibir reintegros de un 10%, que apuesta a fomentar el consumo y le da al comercio la posibilidad de “poner una agenda para favorecer la demanda de sus puntos más bajos”.

Con el financiamiento del fondo de inversión Nxtplabs, contaron con $600.000 dólares que recibieron a principios del 2019 para expandirse hacia otras localidades y consolidar el equipo. Hoy trabajan más de 20 personas, abrieron una oficina en Buenos Aires que terminó siendo más grande que la original en Venado Tuerto y llegaron a 14 localidades.

En marzo lanzaron la primera versión en Pergamino, Junín, San Nicolás, Rafaela, Reconquista, Concepción del Uruguay y relanzaron en Venado Tuerto, entre otras ciudades. Antonelli comentó que “la más profunda en penetración es la ciudad de Pergamino”, donde realizaron el lanzamiento por primera vez y “hubo un crecimiento vertiginoso”.

“En estos 6 meses crecimos muchísimo”, aseguró Antonelli y explicó que conservan más de un 60% de retención a la sexta semana. “Eso quiere decir que los usuarios siguen muy conectados con la aplicación”, resaltó. Además, contó que en el rating de stores tienen un puntaje de 4.7 sobre 5, que manejan más de 10.000 transacciones mensuales y tienen una tasa de crecimiento de 50% mensual.

El sistema brinda la posibilidad de incluir a personas no bancarizadas porque se puede cargar saldo con Rapipago o Pago Fácil; y el usuario promedio tiene entre 18 y 35 años. El modelo de negocios de Apperto consiste en cobrar un porcentaje de la transacción que reciben los comercios y trabajan, en total, con más de 600 locales.

Entre otros de los servicios all in one se cuentan: la posibilidad de escuchar radios locales dentro de la app, ver noticias en vivo, utilizar un módulo de pedidos de comida, consulta de farmacias de turno, entradas a eventos, lugares para realizar donaciones solidarias, alertas de seguridad, entre otras, y piensan seguir abriendo nuevas modalidades. En el futuro buscan aportar valor en transporte vinculándose a taxis y remises. La fórmula es “vivir la ciudad digital”.

Comentarios