Federación Gremial alerta que varias firmas debieron cerrar tras sufrir bloqueos sindicales

Desde la entidad señalaron que muchas empresas de Rosario y alrededores pasan por bloqueos y piquetes que, en algunos casos, las llevan a abandonar la ciudad

     Comentarios
     Comentarios

La Federación Gremial del Comercio e Industria sacó un comunicado donde expresa su preocupación por el cierre de Grupo Razzini debido a los reiterados bloqueos que sufre la firma en sus dos plantas, ubicadas en la ciudad de Rosario y Villa Gobernador Gálvez. El conflicto tiene su origen en un reclamo por parte de unos veinte empleados de la empresa en conjunto con el sindicato de Camioneros, que exije que los mismos sean encuadrados en su convenio de trabajo.

"La falta de mediación oportuna y decidida por parte del Estado en un conflicto que se desarrolló durante más de 60 días, se ha llevado una empresa de capitales santafesinos y la consecuente pérdida del total de puestos de trabajo que esta brindaba. Las cuestiones de Encuadre Sindical deben ser resueltas en la Justicia por medios civilizados y no bajo presión de boicot y cierre de facto, forzando situaciones de ahogo productivo y financiero", así empieza el comunicada de la entidad que se encargó de señalar que este no es el primer caso que le toca pasar a una empresa en la provincia.

En diálogo con Ecos 365, el prosecretario de la Federación Gremial, Daniel Escalante, señaló que "empresas donde se presenta el tema de que hay empleados que realizan actividades de transporte ya tuvieron problemas con este sindicato. Varias llegaron a cerrar en Rosario y el Gran Rosario y algunas se instalaron en otras provincias".

El prosecretario remarco que desde Federación Gremial no objetan el reclamo de Camioneros, sino la forma:

"Si ellos tiene un problema de encuadre tienen que sentarse en una mesa de diálogo a hablar con los otros sindicatos y si consideran que la empresa anotó a los empleados en otros gremios para ahorrarse plata deben llevar el reclamo a la Justicia, no usar este tipo de maniobras".

El trasfondo de la discusión  sigue sin resolverse y, por ahora, la empresa trabaja a puertas cerradas para cumplir con los plazos de entrega, pero no descarta cerrar definitivamente. También barajan la posibilidad de mudarse para operar en Paraguay, tras un ofrecimiento que les llegó y que se encuentran evaluando.

Mientras tanto, los trabajadores acoplados al bloqueo de Camioneros reclaman a Razzini que realizan actividades de traslado y que, por ende, debería poder ser parte de Camioneros. Según sus palabras, el sindicato presenta mayores ventajas económicas en comparación con AEC o Uocra. Esto fue lo que los empujó a tocar las puertas del gremio en junio, antes de que la empresa reabriera sus puertas luego de estar cerrada dos meses por la cuarentena.

Desde ese momento, en ambas plantas se lleva adelante un bloqueo en donde no se permite que ingrese mercadería, ni despachar productos o recibir clientes, según señaló Verónica Razzini, socia gerente del grupo.

En este sentido, Escalante destacó: "hablamos con Razzini y con otras empresas que tienen este mismos problema y venimos siguiendo con atención este asunto porque pasó otras veces. Con los sindicatos venimos trabajando para que se sienten en una mesa a discutir, lo cual no es nada fácil. Es un problema de competencia entre convenios colectivos de trabajo y si la firma lo aplicó mal de ninguna manera Camioneros tiene que usar estas vías para presionar".

Comentarios