Concluyó con buenos resultados la campaña de trigo en el centro y norte de Santa Fe

La producción total fue de casi 1,3 millones de toneladas en un contexto de mayor superficie sembrada, cosechada y mayor uso de tecnología

     Comentarios
     Comentarios

La campaña de trigo concluyó esta semana en el centro y norte de la provincia de Santa Fe con la recolección de los últimos lotes, completando un ciclo con "muy buenos resultados" en virtud a una producción total de casi 1,3 millones de toneladas.

De acuerdo con el informe semanal que confeccionan el Ministerio de la Producción provincial y la Bolsa de Comercio de Santa Fe, el cultivo tuvo una superficie sembrada de 378.000 hectáreas, de las cuales se cosecharon 377.500.

El informe señala que la producción alcanzó 1.292.928 toneladas, con un rendimiento promedio de 34,25 quintales por hectárea, lo que representa una mejora de 2,25 quintales por hectárea si se lo compara con lo obtenido en la campaña anterior.

Además de esa mejora en los rindes, el trabajo indica que se dio en un contexto de "mayor superficie sembrada, mayor superficie cosechada y con mayor tecnología utilizada en comparación con la campaña 2017-2018".

En cuanto a los cultivos que están actualmente en proceso de siembra se destacan la soja tardía o de segunda y el maíz del mismo ciclo, en este caso con los primeros movimientos.

En lo que respecta a esa soja, esta semana se llegó a un avance del 60% del área estimada, es decir unas 330.000 hectáreas de un total de 550.000, lo que representa un retraso de unos 10 puntos si se compara con la misma época del año anterior.

En cuanto a la soja de primera, el informe da cuenta buenas condiciones en casi la totalidad de la superficie sembrada, ya que sólo en áreas topográficamente más deprimidas se registraron encharcamientos y anegamientos, aunque son situaciones que se revertirán en los próximos días por las buenas condiciones climáticas que se pronostican.

Los cultivares continuaron su crecimiento y desarrollo foliar sin problemas, observándose, en general, estado bueno a muy bueno, con condición sanitaria buena.

Una situación similar se observó en las plantaciones de maíz de primera, ya que se beneficiaron con las lluvias que aportaron el agua útil necesario para este momento del crecimiento de las plantas.

Un 98% del cultivo se halló en estado bueno a muy bueno, con lotes excelentes, y un 2% en estado regular, en todos los casos con buena sanidad, sin manifestaciones de ataques de enfermedades ni de plagas.

Sobre el girasol algunos productores del departamento General Obligado, en el norte de la provincia, comentaron que ráfagas de viento, caída de granizo y precipitaciones produjeron caída de plantas, circunstancia que se sumó a algunos ataques de cotorras y palomas.

Pese a ello, el trabajo consigna que un 93% del cultivo implantado se encontró en estado bueno a muy bueno, con algunos lotes excelentes, un 5% en estado bueno a levemente regular, y un 2% en estado regular a malo.

Finalmente, respecto del algodón señala que en la zona Este hubo inconvenientes en lotes sembrados en forma tardía, ya que el exceso de agua dificulta la germinación y el crecimiento, como también provoca pérdidas de plantas.

Comentarios